Boris Johnson dice adiós a Downing Street: «Es una carrera de relevos en la que se cambiaron las reglas a la mitad»

Posted on

La era Boris Johnson ha quedado atrás. El todopoderoso primer ministro británico que parecía flotar por encima de los escándalos, que llegó en sustitución de Theresa May en julio del 2019 y celebró una histórica victoria por mayoría absoluta para los conservadores en diciembre de ese mismo año, el que estuvo en cuidados intensivos debido al Covid, puso en marcha el Brexit y se prodigó en fotos con el presidente ucraniano Volodímir Zelenski después de que su país fuera invadido por Rusia en febrero, dio este martes, a las 7.30 de la mañana hora de Londres, su último discurso como ‘premier’.

«Esto es todo, amigos», dijo a las puertas de Downing Street, ese lugar que ha sido su hogar y oficina durante tres años y que hoy deja para que entre su sucesora, Liz Truss, a quien prometió apoyar «en cada paso del camino».

Johnson, que agradeció el madrugón a los presentes, al acabar marchó en un coche junto a su esposa, Carrie, rumbo al aeropuerto, ya que se encontrará con la Reina Isabel II en el Castillo de Balmoral, donde, explicó en sus propias palabras, pasará «la antorcha» a la nueva líder conservadora tras considerar que su paso por el número 10 «se ha convertido en una carrera de relevos» en la que «se cambiaron las reglas a la mitad». «Pero eso ya no importa», aseguró.

Sin entonar ningún mea culpa ni pedir disculpas por los escándalos que finalmente acabaron con su dimisión, detalló los que considera los logros de su mandato: «A través de esa puerta negra lacada, una nueva primera ministra se encontrará en breve con un fantástico grupo de servidores públicos: las personas que lograron el Brexit, las personas que repartieron la vacuna más rápida en Europa» con «el 70 por ciento de toda la población vacunada en seis meses», «más rápido que cualquier otro país»; las «personas que organizaron esos primeros suministros de armas a las heroicas fuerzas armadas ucranianas, una acción que muy bien pudo haber ayudado a cambiar el curso de la mayor guerra europea en 80 años».

Hitos de su gobierno

«Ese es este gobierno conservador», se felicitó, y apuntó, con respecto a «la crisis energética provocada por la feroz guerra de Putin» que «sé que Liz Truss y este gobierno conservador compasivo harán todo lo posible para ayudar a las personas a superar esta crisis» y «si Putin cree que puede tener éxito chantajeando o intimidando al pueblo británico, entonces está completamente engañado», advirtió.

Y siguió enumerando metas alcanzadas: «Estamos cumpliendo con esos enormes compromisos de nuestro programa: hacer que las calles sean más seguras, el crimen bajó un 38 por ciento en los últimos tres años, hay 13.790 policías más en las calles, construimos más hospitales» y prometió que a finales de esta legislatura habrá en el país 50.000 enfermeras más y 44 hospitales extras antes de que acabe la década.

Trenes de alta velocidad, nuevos reactores nucleares, un desempleo en mínimos, el surgimiento de «más empresas tecnológicas de miles de millones de libras aquí en el Reino Unido que en Francia, Alemania e Israel juntas» también tuvieron su sitio en un discurso en el que no hubo lugar para los problemas derivados del Brexit, ni para las huelgas de transporte público que un día sí y otro también paralizan las ciudades británicas, ni para la escasez de personal, aunque sí reconoció el ‘premier’ saliente que «este es un momento difícil para la economía» y para «las familias de todo el país». Pero «lo superaremos» y «saldremos más fuertes».

«Les digo a mis compañeros conservadores: es hora de que la política esté por encima de la gente. Es hora de que todos apoyemos a Liz Truss y a su equipo y su programa, y cumplamos con la gente de este país, porque eso es lo que la gente de este país quiere».

El que fuera también alcalde de Londres tiró de metáforas: «Permítanme decir que ahora soy como uno de esos cohetes propulsores que ha cumplido su misión, y ahora entraré suavemente a la atmósfera, aterrizando invisiblemente en algún rincón remoto y oscuro del Pacífico», añadió. A la unidad de la formación tory llamó mencionando a su perro y al gato de Downing Street, el único inquilino permanente de una dirección por la que han pasado cuatro primeros ministros en seis años, desde que el ‘leave’ (abandonar) ganara el referéndum del Brexit en el 2016. «Gracias a todos los que ayudaron a cuidar de mí y de mi familia durante los últimos tres años, incluido Dilyn, el perro. Y solo le digo a mi partido: si Dilyn y Larry (el gato) pueden dejar atrás sus diferencias ocasionales, entonces también puede hacerlo el Partido Conservador».

Jasaseosmm.com Smm Panel is the best and cheapest smm reseller panel Buy Instagram Verification for instant Instagram likes and followers, Buy Verification Badge, Youtube views and subscribers, TikTok followers, telegram services, and many other smm services. telegram, and many other smm services

Leave a Reply

Your email address will not be published.