Chalés en Marbella y un palacete de Tolstoi, la «lujosa dote» de Putin a su exmujer para buscarle marido

Posted on

La Fundación Navalni, pese a que su líder sigue preso en una cárcel rusa de alta seguridad, sigue con su trabajo de desenmascarar a la corte corrupta de Vladímir Putin. De señalar la lujosa vida de la hijastra de Lavrov, el ministro ruso de Exteriores, a la amante del presidente ruso, la famosa exgimnasta Alina Kabaeva, incluida en la lista de sanciones de Reino Unido y EE.UU., ahora Maria Pevchikh, jefa de la unidad de investigación y lugarteniente del opositor ruso encarcelado, ha narrado la historia de amor financiada por Putin para buscarle marido a su exmujer, que ilustra los mecanismos de corrupción del Kremlin.

En un largo hilo de Twitter, Pevchikh describe la atípica historia de amor y el papel que tuvo Putin como celestino para el matrimonio entre Lyudmila Ocheretnaya, antes Lyudmila Putina (64), y Artur Ocheretny (44). «En los viejos tiempos, era común que los padres de la novia organizaran una dote: algo valioso, como dinero, telas caras o joyas para ‘aumentar el valor de la novia»

Sin embargo, continúa el relato de la investigadora de la Fundación Anticorrupción, Putin le ha dado una vuelta innovadora: «Literalmente ha aportado una dote multimillonaria para su exmujer». Y no lo hizo directamente, sino que la nombró directora de la ONG Centro para el Desarrollo de las Comunicaciones Interpersonales (CDIC) (hasta que en 2010 asumió el cargo su actual marido, 20 años más joven), dependiente de una red de desarrollo del idioma ruso. Esta organización se apoderó de forma gratuita de un edificio histórico vinculado a la figura del autor de Guerra y Paz, Leo Tolstoi, situado a apenas cinco minutos del Kremlin.

Pevchikh tilda de farsa el matrimonio entre Vladímir y Lyudmila pese a que llegó a durar más de una década. «Lyudmila nunca fue una auténtica Primera Dama. Apenas la veíamos en público y nunca la oíamos hablar. La usaban una vez al año como acompañante en los actos de la Iglesia rusa». El ‘amor’ del matrimonio Putin se terminó en 2013, y fue anunciado por el propio presidente ruso en una transmisión de televisión estatal mientras asistían juntos a una obra de ballet.

Más allá de la autenticidad del amor, Reuters atribuyó en 2017 a Ocheretny -el actual marido de la exmujer del presidente ruso- un posible negocio inmobiliario multimillonario, que según destapa la Fundación Navalni incluye lujosas villas en Francia, Suiza y Marbella. Por ejemplo, con las de la población malagueña, la fundación ha documentado que los apartamentos fueron comprados por 790.000 (de 229 metros cuadrados) y 1,3 millones de euros (405 metros cuadrados) respectivamente.

«Artur Ocheretny y Lyudmila Putina (que ahora es oficialmente Lyudmila Ocheretnaya) no tienen dinero propio. Todo lo que poseen ha sido robado por Vladímir Putin como si fuera un Robin Hood a la inversa: Putin roba a los pobres para dárselo a los ricos», ha denunciado Pevchikh.

Por ello, la investigadora aprovecha el hilo para pedir a los gobiernos de Francia, Suiza y España que incluyan a la familia Ochertny en sus listas de sanciones de inmediato, congelen las propiedades que poseen e investiguen el origen de sus fondos.

Jasaseosmm.com Smm Panel is the best and cheapest smm reseller panel Buy Instagram Verification for instant Instagram likes and followers, Buy Verification Badge, Youtube views and subscribers, TikTok followers, telegram services, and many other smm services. telegram, and many other smm services

Leave a Reply

Your email address will not be published.