El tomate, la fruta del verano

Posted on

El tomate es uno de los alimentos más consumidos en España, solo por detrás de básicos como el aceite de oliva o las patatas. Su origen tiene lugar entre el norte de Chile , Perú y Ecuador. Aunque no hay evidencias ni nada que lo demuestre, se cree que el primero en cultivarlo fue México, poco antes de la conquista de América. De esta manera, los españoles descubrieron alimentos como el maíz, la patata, el chile, la batata, y claro está, el tomate.

El gran abanico de variedades de tomate ofrece una amplia lista de posibilidades gastronómicas por investigar. A lo largo de la historia se cree que han llegado a existir 10.000 variedades, aunque en la actualidad la mayoría de ellas ya no existen. A pesar de esto, el número de tipos de esta fruta continúa siendo muy grande: hay centenares.

Las variedades más consumidas

A pesar de ser consumidos durante todo el año, el mejor momento para comer tomate es el verano. El protagonista de platos tan reconocidos como el salmorejo o el gazpacho destaca en España por ciertas variedades concretas, cada una con sus características propias.

El tomate Kumato, natural de Almería y que actualmente crece en varios países de la Unión Europea –como Suiza, Francia o Bélgica–, es diferente del resto de variedades tanto en su aspecto como en su sabor. Su color varía entre el marrón oscuro y el verde dorado, y aunque pueda parecer que están verde y aún no están listos para comerlos, es su aspecto natural.

Tomate Kumato

El sabor del tomate Kumato es intenso y más dulce de lo normalmente se espera en un tomate. Según informan desde Kumato, «esta peculiaridad se debe al contenido de fructosa naturalmente más elevado que los tomates rojos tradicionales». Sus notas ácidas son otra de sus señas de identidad. Al ser jugosos y de textura firme, son una buena opción para elaborar ensaladas, pero también para preparar una salsa de tomate para acompañar unos tortellinis o tomate seco casero con un sabor intenso.

Esta popular variedad cuenta con varios nombres, como tomate cereza, tomate pasa o tomate uva. Su factor más característico y que le hace reconocible a simple vista es su pequeño tamaño, que puede variar entre una yema de dedo y una pelota de golf, pero que generalmente ronda los dos centímetros. Aunque el más común y frecuente es el de color rojo, existen variedades de color naranja, amarillo, verde, y negro. Su pequeño tamaño hace de él uno de los frutos más comunes que ver en terrazas y huertos urbanos.

La versatilidad del tomate cherry es otra de sus características. Puede ser consumido en multitud de formas: crudo o cocidos en ensaladas, en arroces o asado a las hierbas provenzales. Una vez más, sus dimensiones también lo convierten en el perfecto aliado para meriendas fuera de casa o la preparación de tentempiés sanos y frescos.

En contraste con la variedad anterior, el tomate corazón de buey destaca por todo lo contrario al tomate cherry: su gran tamaño. De formas irregulares, suele tener multitud de pliegues y ondulaciones. Su apariencia es tan peculiar que fue la encargada de ponerle nombre, también de lo más llamativo y que responde a una de sus más frecuentes apariencias: un pico y dos grandes curvas, similar a un corazón.

Tomates corazón de buey

A pesar de ser una de las variedades más consumidas, es más fácil encontrarlo en huertas ecológicas o mercados locales debido a su gran tamaño y a los costes de transporte, ya que pueden llegar a pesar 500 gramos. Esto ya permite deducir su mayor cualidad: es uno de los tomates más carnosos que hay. Tiene poca pulpa líquida, lo que le hace ideal para comerlo en ensaladas y para utilizarlo en recetas al horno.

Las posibilidades del tomate corazón de buey no escapan al ojo de los chefs del más alto nivel. Diego Guerrero, chef del restaurante DSTAgE –de dos estrellas Michelin–, escogió esta fruta para una de sus elaboraciones: corazón de buey embebido en gazpacho de frambuesa y jalapeños. El resultado es un plato fresco sin demasiados elementos ni elaboraciones, un triunfo para la época estival.

Son tres las características principales del tomate rosa de Barbastro: su peculiar color rosáceo, su gran tamaño –su peso oscila entre los 500 y 1.000 gramos– y su toque dulce. Al igual que el tomate Raf, es muy carnoso y tiene poco agua y semillas.

Debido a su tonalidad rosácea, el tomate rosa de Barbastro también recibe el nombre de ‘tomate piel de doncella’, y comparte una característica con el tomate pera: su piel fina. Es uno de los productos estrella de Aragón junto a el jamón de Teruel, su ternasco o el melocotón de Calanda.

El tomate Raf es otra de las variedades que destaca por su gran tamaño. Su cultivo se produce en Almería, en el que su vigorosidad debe ser muy controlada, ya que la planta puede llegar a alcanzar los 4 metros y dificulta su recolección. Por esta razón, suele limitarse a un metro y medio aproximadamente. Su proporción de acidez y azúcares ha hecho de él un producto de gran éxito, tanto es así que en ocasiones ha superado el precio del jamón ibérico en las subastas de las alhóndigas almerienses.

A diferencia de otras variedades, diciembre, enero y febrero son los mejores meses para el consumo de tomate Raf. Se caracteriza también por tener una alta y equilibrada presencia de azúcares y acidez, con mucha carne y pocas semillas y agua. Algo de aceite y un toque de sal pueden ser los mejores aliados para disfrutar de este producto. También puede acompañar un pescado en salazón.

El tomate pera debe su nombre a su forma alargada similar a esta fruta. Es una de las variedades preferidas para la elaboración de tomates en conserva, y se caracteriza también por ser un tomate carnoso, dulce, sabroso y con una piel muy fina, lo que hace de él un tomate muy fácil de comer.

Tomates pera

Sus características hacen de él también uno de los tomates predilectos para la elaboración de sopas frías, gazpacho y salmorejo, algunos de los mayores reclamos en España durante los meses más calurosos del año. De igual manera, es una gran opción para hacer tomate frito, comer en ensalada o incluso untar en pan

Finalmente, uno de los tomates más comunes y vistos en grandes superficies y hogares es el tomate redondo liso. Debe su nombre a su piel y forma. No destaca por su tamaño, pero sí por su consistencia y piel considerablemente dura.

Una de las ventajas de la poca delicadeza de esta fruta es la facilidad de transporte y comercialización. Es carnoso y tiene pocas pepitas, además de sabor dulzón, pero sobre todo con un toque más ácido que le diferencia de otras variedades. En cuanto a su uso, es frecuente verlo en ensaladas o como guarnición en una gran variedad de primeros y segundos platos.

Jasaseosmm.com Smm Panel is the best and cheapest smm reseller panel Buy Tiktok Verification for instant Instagram likes and followers, Buy Verification Badge, Youtube views and subscribers, TikTok followers, telegram services, and many other smm services. telegram, and many other smm services.

Leave a Reply

Your email address will not be published.