El viaje del Papa a Kazajistán coincidirá con el de Xi Jinping

Posted on

Durante el Ángelus de este domingo, el Papa adelantó los temas del viaje que emprende este martes a Kazajistán. «Pasado mañana iniciaré un viaje de tres días a Kazajistán, donde participaré en el Congreso de Líderes de Religiones Mundiales y Tradicionales», explicó a los peregrinos. «Será una oportunidad para encontrarme con muchos representantes religiosos y dialogar como hermanos, animados por el deseo común de paz, paz de la que nuestro mundo está sediento», añadió. Francisco lo definió como una «peregrinación de paz» y pidió a los católicos que le «acompañen con la oración».

A pesar de que el Papa no se ha recuperado de sus problemas de rodilla y no puede caminar, había aceptado la invitación del presidente kazako, Kasim-Zhomart Tokáyev, con la esperanza de reunirse informalmente al margen del congreso con el patriarca de Moscú, Kirill. No será así pues, hace dos semanas, el ministro de exteriores del patriarcado ruso, Antoni de Volokolamsk, anunció que «el santo patriarca no participará en el congreso», -a pesar de haber dicho lo contario antes de verano-, «y, por tanto, no se prevé una reunión con el papa Francisco en Kazajistán». Sí que acudirá una delegación oficial en nombre del patriarca.

Sin embargo, el viaje podría abrir la puerta a otro encuentro sorprendente de alto nivel. El miércoles estará en Kazajistán el presidente chino, Xi Jinping. Será su primer viaje al extranjero desde el inicio de la pandemia. Como adelantó el ministerio de exteriores de Kazajistán, Xi se reunirá con el presidente kazajo y firmará varios acuerdos bilaterales sobre compra de materias primas y energía.

Aunque es poco probable que el presidente chino incluya en su agenda una reunión con el Papa, el portavoz del Vaticano no la descartó. De producirse, sería el primer encuentro entre un pontífice y un presidente chino.

Agenda del Papa en Kazajistán

El Papa aterrizará el martes 13 de septiembre a media tarde en Nursultán, la capital del país, ciudad que hasta 2019 se llamaba Astaná. Dedicará esas primeras horas a los encuentros con las autoridades, y tendrá un discurso ante representantes políticos y de la cultura y sociedad del país.

A lo largo del miércoles, intervendrá en la séptima edición del congreso de líderes religiosos, que nació como respuesta del entonces presidente, Nursultán Nazarbáyev, a la tensión religiosa tras los atentados del 11 de septiembre de 2001. En él, representantes de grandes religiones no abordan cuestiones teológicas, sino el papel de la religión en la vida diaria, en el mundo actual, en la convivencia entre naciones. Juan Pablo II apoyó el proyecto desde el principio pues sostenía su idea de que «la religión no puede ser nunca fuente de conflicto».

Entre los líderes que escucharán al Papa estará el gran imán de la universidad Al Azhar de El Cairo, Al Tayyeb, uno de los principales puntos de referencia del islam sunita.

Esa misma tarde, junto a las instalaciones de la Expo 2017, Francisco celebrará una misa para los católicos del país, que constituyen un 1% de sus 19 millones de habitantes. El último día rezará en la catedral católica de la capital, donde recordará la represión religiosa a la que fueron sometidas las personas de fe durante los años de totalitarismo soviético; y clausurará el congreso de líderes religiosos.

«Deseo desde ahora saludar cordialmente a quienes participarán en este congreso, así como a las autoridades del país, a las comunidades cristianas y a toda la población. Les agradezco los preparativos y el trabajo que se ha hecho en el ámbito de mi visita», subrayó este domingo en el ángelus.

Ucrania

En el ángelus, el Papa pidió de nuevo oraciones «por el pueblo ucraniano, para que el Señor le dé consuelo y esperanza». Explicó que el «cardenal Konrad Krajewski, prefecto del Dicasterio para el Servicio de la Caridad, se encuentra estos días en Ucrania para visitar varias comunidades y dar un testimonio concreto de la cercanía del Papa y la Iglesia». Es la cuarta visita que realiza en nombre del pontífice a este país.

Además, el pontífice recordó a la víctima del atentado del pasado 6 de septiembre contra una misión católica en Chipene (Mozambique). Los terroristas asesinaron a la religiosa comboniana italiana sor Maria De Coppi, y destrozaron tanto el hospital de la misión, como las maquinarias, la iglesia y la casa en la que vivían las tres monjas que se ocupaban del lugar. Las otras dos religiosas que estaban allí durante el ataque, la italiana Eleonora Reboldi, y la española Ángeles López Hernández, lograron escapar junto a un grupo de niñas.

«En este momento de oración, quiero recordar a sor María De Coppi, misionera comboniana, asesinada en Chipene, Mozambique, donde trabajó con amor durante casi 60 años. Que su testimonio dé fuerza y valor a los cristianos y a todo el pueblo mozambiqueño», dijo el Papa este domingo.

El Papa felicitó a Etiopía, «que hoy celebra su tradicional Año Nuevo», y pidió «el regalo de la paz y la reconciliación» para este país. Y saliéndose del texto que llevaba preparado, pidió oraciones por «los chicos y chicas que mañana y pasado empiezan de nuevo las clases».

Jasaseosmm.com Smm Panel is the best and cheapest smm reseller panel Buy Tiktok Verification for instant Instagram likes and followers, Buy Verification Badge, Youtube views and subscribers, TikTok followers, telegram services, and many other smm services. telegram, and many other smm services.

Leave a Reply

Your email address will not be published.