La avenida de Las Razas se convierte desde hoy en otra ratonera para el tráfico en Sevilla

Posted on

La falta de previsión y los retrasos a la hora de acometer las obras en arterias principales convertirán la ciudad en una ratonera para el tráfico a la vuelta de las vacaciones. Hoy se corta la circulación al completo en la avenida de Las Razas para la construcción de un nuevo colector para las aguas residuales que asfixiará aún más si cabe la movilidad en una zona que ya sufre de por sí el caos endémico por su cercanía con La Palmera, el puente de las Delicias y el del Centenario. Además, estas obras se unen a las de este último puente, a las de Alberto Jiménez-Becerril y Torneo, la Ronda Histórica y Luis de Morales y San Francisco Javier en Nervión, que están paradas o apenas tienen avances.

El Ayuntamiento ha establecido un plan de tráfico con alternativas al corte total de la avenida de Las Razas, entre las calles Páez de Rivera y Padre García Tejero. Es decir, que estas calles interiores de Heliópolis y el entorno de Reina Mercedes se desbordarán de vehículos justo cuando regresarán las clases a las facultades y escuelas de la Universidad de Sevilla y también el fútbol al Benito Villamarín. Este plan que se activa hoy implica una reordenación de las vías aledañas desde el Puerto a Reina Mercedes para facilitar las distintas alternativas y los desvíos. Por un lado, el tráfico procedente del puente de las Delicias y glorieta de Moliní por Las Razas en sentido sur deberá desviarse hacia Páez de Rivera y Cardenal Ilundain como alternativa para acceder a La Palmera. Y, en el lado opuesto, los vehículos que proceden de la SE-30 cogerán sentido hacia La Palmera.

Por su parte, la calle Padre García Tejero queda como acceso para los residentes al barrio. En consecuencia, los itinerarios alternativos para sortear las obras son a través de SE-30 hacia salida hacia la avenida de la Palmera o SE-30 salida por la avenida Juan Pablo II. Mientras, el acceso al IES Punta del Verde se podrá realizar desde Padre García Tejero y la calle Tarfia tras habilitarse un nuevo acceso. Igualmente, hasta la gasolinera existente en la avenida de Las Razas se podrá acceder a través de Tarfia y Profesor García González. Por último, para el acceso al muelle de Tablada se utilizará el enlace de Heliópolis y la calle Tarfia se ha habilitado, además, para acceder al colegio público La Raza.

El Consistorio defiende que el proyecto del colector emisario Puerto es «estratégico» para la ciudad y estaba previsto en el Plan Director de la Cuenca Sur para mejorar la capacidad de evacuación de aguas pluviales en los barrios del Juncal, Tiro Línea y Plantinar, entre otras zonas, lo que permitirá evitar inundaciones reincidentes en periodos de lluvias torrenciales, además de hacer posible que las aguas vertidas al Guadaíra, estuario del Guadalquivir y entorno de Doñana sean de mejor calidad. El montante total de las obras asciende a 93 millones de euros, el 80% de la CHG y el 20% de Emasesa y financiadas al 60% por los fondos Feder.

Sin embargo, más allá de la importancia del proyecto, el gran defecto que se pone en evidencia hoy con el cierre completo de la avenida es el de la planificación, ya que no se han aprovechado los meses de verano y tampoco se ha cumplido con la agenda prevista para la conclusión del resto de obras que se están ejecutando en las arterias fundamentales de Sevilla para evitar que coincidieran en el tiempo, y a las que le queda aún un trecho por delante.

El colapso que viene sufriendo Sevilla, que se ha acuciado en los últimos tiempos y que ahora se remata con las obras en la avenida de Las Razas, supone además un serio problema para el alcalde, Antonio Muñoz, que encara ahora el último curso político antes de las elecciones municipales en las que acaba de ser confirmado como candidato socialista.

El último domingo de mayo de 2023, cuando se celebran los comicios, seguirán cortadas las avenidas principales de Nervión por la ampliación del tranvía hacia Santa Justa, que ha sufrido serios retrasos. Tampoco estará lista la ampliación del puente del Centenario, una obra parada que no depende del Ayuntamiento pero que coincide en espacio y tiempo con la de Las Razas. Para entonces, sí debe estar abierta Jiménez-Becerril, que obliga desde hace meses a los vehículos que circulan por la Ronda Urbana Norte a alcanzar Torneo desde el Alamillo circulando por la Cartuja y el puente de la Barqueta. En cuanto a las de la Ronda, habrá acabado la ampliación del carril bici que coincide con la peatonalización de la Cruz Roja, que provoca atascos infernales en la zona.

Source

Leave a Reply

Your email address will not be published.