La grúa certifica un nuevo triunfo de Verstappen

Posted on

El caos del Gran Premio de Italia no podía acabar de otra manera. Con un coche de seguridad neutralizando la carrera a seis vueltas del final para enfado de los aficionados presentes en el circuito de Monza. Un incidente con el coche de Ricciardo evitó el ataque final de los Ferrari a Max Verstappen, que una vez más cruzó la meta en primer lugar, acercándose un pasito más hacia su segundo título mundial.

Con la parrilla patas arriba por las sanciones a casi la mitad de los pilotos, la carrera perdió el aliciente de los duelos directos con la luz verde del semáforo. Ganó a cambio en emoción por las remontadas a tumba abierta de algunos de los gallos del Mundial, como el líder Verstappen, que salía desde la séptima plaza, Sainz o Hamilton, desde el fondo de la formación.

El neerlandés, líder destacado del Mundial, era quien mejor lo tenía. Por la superioridad que han demostrado los Red Bull y porque no estaba tan retrasado. Los tifosi, volcados con Ferrari en Monza, tenían la certeza de que alcanzaría al ‘poleman’ Leclerc, la duda era cuánto tardaría. Y se resolvió mucho antes de lo esperado.

Nada más completar la primera vuelta al trazado de Monza, de 5.793 metros, el vigente defensor del título ya estaba tercero. Con ruedas blandas, apenas sudó para mejorar su posición ante rivales que montaban neumáticos medios. Solo Russell y Leclerc aguantaron.

Aún más espectacular fue la remontada de Carlos Sainz. Colocado en el puesto 18 en la salida, el piloto español de Ferrari demostró pronto su habilidad para adelantar y el gran rendimiento que han alcanzado los bólidos rojos en este punto de la temporada.

Ya en el arranque de la carrera mejoró tres puestos su posición, pero como había prometido en la víspera, no dejó de empujar para seguir acercándose a la cabeza de carrera. En la vuelta 6 ya era décimo, en la 10 séptimo y en la 13 cuarto. Una espectacular evolución en la que tuvo mucho que decir su nuevo motor, pero en la que no contó con la ventaja de los neumáticos, pues montaba medios en su monoplaza.

No le fue tan bien la cosa, al menos de inicio a otros sancionados como Hamilton o Checo Pérez. Su ascenso hacia los puestos de privilegio fue mucho menos explosivo y no se materializó hasta pasado el ecuador del Gran Premio.

Rondando ese ecuador de la prueba terminó la participación de Fernando Alonso en Monza. Atascado desde el inicio en la zona en la que inició la carrera, el asturiano sufrió mucho tráfico y problemas en su coche. Llegó incluso a preguntar a su garaje si estaban viendo algunos problemas en sus pantallas y mostró su sorpresa cuando le contestaron que todo estaba normal. Sin embargo, no debía ser del todo así, pues catorce vueltas después se veía obligado a abandonar.

La lucha por el triunfo final comenzó a definirse pronto, ya en la vuelta 11 cuando Ferrari apostó por llamar a Leclerc al ‘pit lane’ para cambiar sus neumáticos blandos por medios aprovechando un coche de seguridad virtual. Cedió el liderato de la carrera a Verstappen, pero con la esperanza de colocarse en buena posición para cuando el neerlandés, con blandos, tuviera que parar.

Pero el vigente campeón, en una brillante gestión de sus gomas, aguantó en pista con un gran ritmo. Hasta la vuelta 26, cuando hizo su parada, y salió de nuevo a la pista entre los dos Ferrari. Tras unas vueltas para calentar los neumáticos medios, se lanzó al ataque en pos de Leclerc. Los tiempos le acompañaban, ante lo que la escudería italiana respondió llamando a sus dos pilotos para montar compuestos blandos. La parada dejó al monegasco segundo y al madrileño perdiendo su posición en favor de Russell.

El coche de seguridad, definitivo

La persecución al de Red Bull estaba servida, pero una vez más Verstappen aguantó con maestría. Hasta que a seis vueltas del final un incidente con el McLaren de Ricciardo puso en pista el coche de seguridad. Lo que en principio pareció una situación propicia para los Ferrari, y así fue celebrado por los aficionados en las gradas, pues en teoría apretaría el final de carrera, se tornó en frustrante. La tardanza a la hora de retirar el coche accidentado por parte de la grúa dejó apenas una vuelta efectiva de carrera. Pero como los coches ya habían pasado por la línea de meta no estaba permitido adelantar.

Pudo así Verstappen llegar de forma plácida hasta la bandera de cuadros que certificaba su undécimo triunfo este curso, acercándose un pasito más a su segundo campeonato del mundo.

«Ha sido frustrante terminar así, pero estábamos segundos en ese momento. Es una pena, pero lo he dado todo y es un segundo puesto. Me hubiera gustado ganar enfrente de los tifosi», se lamentó Leclerc al bajarse de su Ferrari.

«Buenas sensaciones porque hemos estado más rápidos de lo que esperaba, pero para cuando me he puesto detrás de Russell estaba lejos. Me estaba acercando cuando salió el ‘safety car’. Creo que habríamos llegado muy cerca en la última vuelta y me habría lanzado a por él», añadió Carlos Sainz, que acabó finalmente fuera del podio.

«Ha sido algo mejor de lo esperado en las primeras vueltas. Hemos salido bien y hemos tenido ritmo. El coche ha sido muy bueno para pilotarlo hoy en carrera. El campeonato está cerca. Será interesante ver cómo está la pista en Singapur, pero va a ser dura, seguramente», resumió por su parte Verstappen.

Jasaseosmm.com Smm Panel is the best and cheapest smm reseller panel Buy Tiktok Verification for instant Instagram likes and followers, Buy Verification Badge, Youtube views and subscribers, TikTok followers, telegram services, and many other smm services. telegram, and many other smm services.

Leave a Reply

Your email address will not be published.