Los propietarios pierden la vergüenza a vender el pazo

Posted on

Vivieron su periodo de esplendor entre los siglos XVII a XIX. Muchos tienen su origen remoto en los castillos medievales y pertenecieron a familias de la nobleza. Hasta hace muy poco a sus propietarios les costaba desprenderse de ellos, sentían apego a un edificio que les hablaba de la historia de la familia. Pero las últimas generaciones se han sacudido los complejos y no dudan en ponerlos a la venta. De los aproximadamente 900 pazos catalogados en Galicia, unos 260 están ya en el mercado, el 29 % del total. La cifra, según datos de la Federación Galega de Empresas Inmobiliarias (Fegein), es la más alta desde que comenzaron a elaborar la estadística. Hay 60 inmuebles más que el año anterior.

En la última década el número de propietarios que optan por desprenderse de la casa solariega tradicional gallega se ha multiplicado. La agencia Aldeas Abandonadas empezó con apenas dos o tres pazos a la venta hace una década. Hoy tiene un amplio catálogo de 160 inmuebles en su página web. «Están aflorando muchas propiedades de estas características en Galicia», asevera Elvira Fafian, responsable de la agencia inmobiliaria. «Antiguamente era mal visto vender el pazo donde había nacido el antepasado, pero ahora la tercera o la cuarta generación no tiene ese apego y luego está también el tema del mantenimiento, hay mercado para ello y la gente se está animando«, indica. Fafian explica que lo habitual es que los dueños del pazo confíen la venta a una agencia de fuera de la localidad en la que se asienta el inmueble para evitar »que la gente del pueblo sepa que están vendiendo el pazo« y al mismo tiempo llegar al mercado de los extranjeros. De hecho, explica el informe de Fegein, »muchos de ellos no se anuncian, sino que están en la cartera de clientes de consultores inmobiliarios o despachos de abogados sobre todo en la Comunidad de Madrid«.

Según Fegein, en Galicia los precios de los pazos oscilan actualmente entre los 180.000 y los cinco millones de euros. Fundamentalmente hay dos tipos de inmuebles, los que ya han sido rehabilitados y se encuentran en perfecto estado de conservación y los que necesitan una reforma integral, en los que los precios son, en el momento de la adquisición, más asequibles. Existen también dos perfiles de compradores diferenciados, los que buscan un lugar para vivir y los que pretenden dotar al inmueble de un uso turístico. «En ocasiones vendemos pazos a particulares que ponen en valor la propiedad para un uso residencial, en estos casos suelen ser compradores con un alto poder adquisitivo para compra de vivienda, el pazo debe de tener unas características de tamaño y ubicación particulares», explica Luis Baldomir, responsable de marketing de la agencia Ünique, una inmobiliaria que cuenta con nueve pazos a la venta. Elvira Fafian añade que en general son personas que están interesadas también por adquirir un edificio con historia. Entre los que compran desde otros países, explica, hay muchos hijos de emigrantes gallegos que hicieron fortuna en el extranjero. «El uso como negocio está creciendo en la actualidad claramente habiendo varios sectores concretos que demanda este tipo de propiedades», indica Baldomir.

Pero vender un pazo no es tarea sencilla, el proceso suele prolongarse durante meses. La responsable de Aldeas Abandonadas indica que en general los inmuebles pertenecen a muchos miembros de la familia, hay usufructos y a veces no se han completado siquiera los trámites de la herencia. Los compradores también quieren tener claro los pasos para la rehabilitación del inmueble, si existen ayudas, cuánto tardan los permisos de Patrimonio… «A veces hay que ir a hablar con los ayuntamientos, porque no hay alcantarillado o los accesos no están asfaltados», explica Fafian. «Es fundamental que a los compradores interesados se les asesore correctamente sobre los pasos a seguir en todo el proceso de compra y puesta en valor, de esta forma pueden hacerlo con seguridad», indica Baldomir. Desde Fegein piden mayor celeridad a las administraciones. «Exigimos agilidad administrativa, simplificación de trámites con una ventanilla única para la rehabilitación y que Patrimonio deje de ser quienes, con sus palos en las ruedas, y con sus eternos plazos, los que en demasiadas ocasiones frustran el intento de mejorar dichas edificaciones», apunta la federación. «Los pazos BIC en Galicia son una losa burocrática, fiscal y económica demasiado pesada para la mayoría de sus propietarios. Una parte de ellos se comercializaban en las últimas dos décadas para negocios de hostelería con encanto, pero la actual situación que aún vinimos los ha dejado en la UCI económica«, indica Benito Iglesias, presidente de la Fegein. »Su alto coste de mantenimiento y una constante rehabilitación y reforma de los mismos no está al alcance de muchos de sus propietarios, sobre todo de aquellos que ejercen su propiedad por herencia y cuya coyuntura económica les hace muy difícil el sostenerlos en óptimas condiciones de conservación«, añade. Por estos motivos los dueños de los pazos han optado por ponerlos en el circuito de comercialización, apunta. El mercado hay interés, pero Fegein, pide que no se desaproveche la oportunidad de restaurar este patrimonio,

Jasaseosmm.com Smm Panel is the best and cheapest smm reseller panel Buy Twitter Verification for instant Instagram likes and followers, Buy Verification Badge, Youtube views and subscribers, TikTok followers, telegram services, and many other smm services. telegram, and many other smm services.

Leave a Reply

Your email address will not be published.