Peligrosa persecución en Nervión: trata de embestir a una patrulla de la Policía Local

Posted on

Dos agentes de la PolicíaLocal de Sevilla se enfrentaron este pasado fin de semana a una de sus intervenciones más complicadas y que pudo costarles muy caro. La patrulla policial se vio envuelta en una peligrosa persecución en la que se llegaron a mostrar armas de fuego, se vació un extintor en la calzada que pudo tener consecuencias fatales para la circulación y los funcionarios policiales debieron esquivar en varias ocasiones un coche que quiso sacarles de la carretera. Los sospechosos se dieron a la fuga y se investiga si se trataban de aluniceros.

Los hechos que pudieron acabar en tragedia comenzaron en la madrugada del pasado domingo. Una patrulla de la Policía Local circulaba por la avenida Luis Montoto, en pleno distrito de Nervión, cuando a la altura del cruce con Luis de Morales se encontraron con tres vehículos Ranger Rover de lunas tintadas, que en fila india estaban detenidos delante de un semáforo en rojo para girar hacia la izquierda. Cuando los agentes se aproximaron con la intención de darles el alto para identificarlos, los conductores pisaron el acelerador y sin esperar que el semáforo se pusiera en verde, reanudaron la marcha.

Los policías locales habían intentado darles el alto porque ese modelo de vehículo está siendo usado últimamente por los grupos de aluniceros para asaltar comercios. Los tres vehículos circulaban a gran velocidad y al llegar a la altura de Eduardo Dato, cambiaron el sentido de la marcha para regresar de nuevo hacia el cruce donde habían sido detectados. Según detallan fuentes policiales, en el cruce con Luis Montoto, uno de los vehículos prosiguió su marcha hacia la avenida Kansas City mientras que los otros dos tomaron dirección hacia la avenida de Andalucía, abandonando la ciudad por la A-92. Durante la persecución, desde uno de los coches vaciaron el contenido de un extintor en la calzada, provocando una humareda que obligó a los agentes a ralentizar la marcha porque la visibilidad era nula.

El sindicato SSPME denuncia que los agentes tuvieron problemas con las transmisiones los que les mantuvo incomunicados por momentos

Poco después, el vehículo sospechoso que se había separado, se volvió a sumar a la persecución pero con la intención de sacar de la carretera a la patrulla. En varias ocasiones trató de embestir a los agentes o se ponía delante del vehículo policial y frenaba bruscamente para que los policías tuvieran que cambiar de carril. Desde una de las ventanillas vieron cómo sacaban un arma larga que no llegaron a disparar. Uno de los policías sí disparó dos veces hacia el vehículo sospechoso pero éste, como los otros dos coches que perseguían, consiguieron abandonar la ciudad.

Los agentes pudieron leer las matrículas de dos de los coches. Uno pertenece a un vecino de Granada que no había denunciado el robo del coche y otra de las placas correspondía a un vehículo de otra marca y modelo.

Desde el Sindicato Profesional de Policía (SPPME) felicitan el trabajo de los compañeros pero denuncian que durante la intervención les estuvo fallando las transmisiones; lo que les impedía estar en permanente contacto con sus compañeros. «Además se mostraron armas de fuego cuando carecemos de chalecos antibalas. Las carencias son extremas y se ponen en peligro las vidas de los agentes», ha señalado el presidente del sindicato, Luis Val.

Source

Leave a Reply

Your email address will not be published.